Desde el 01 de Octubre de 2013 no recibimos más trabajos ni prestamos más servicios.
Clientes de Agencia Web pueden solicitar soporte a la empresa WDesign
Ver más información
05
Feb

Aunque la velocidad de acceso a internet sigue aumentando, mantener bajo el tiempo de descarga de las páginas web sigue siendo un factor importante.

En este post, Greg Linden muestra un par de ejemplos reveladores.

Allí se explica que en experimentos con usuarios realizados por Google sobre su buscador cuando se aumentaba el número de resultados por página de 10 a 30 se comprobaba que el tráfico (en referencia al número de páginas servidas) disminuía un 20%. Como la idea era ganar más dinero con más anuncios en esos resultados no estaba claro qué sucedía, excepto que era algo malo. Cuando investigaron la causas consiguieron aislar la «variable oculta»: la página web tardaba 0,9 segundos en cargar frente a los 0,4 segundos que tardaba normalmente. En otras palabras: medio segundo de retraso hacía disminuir en un 20% el tráfico de esas páginas. Y estamos hablando de páginas que cargaban en menos de un segundo.

Lo interesante es que Greg cuenta que en Amazon hicieron el mismo experimento con pruebas A/B en las que son unos maestros, insertando un retardo en las páginas de 100 en 100 milisegundos. El resultado fue que comprobaron que incluso retrasos tan pequeños como esos acaban produciendo una disminución sustancial en el tráfico y los beneficios que generan las páginas. En el caso de Amazon eran ventas; en el de Google, clics en los anuncios publicitarios.

Conseguir el tiempo mínimo de descarga es todo un arte, que involucra optimiza imágenes, usar CSS adecuadamente, minificar archivos javascript, utilizar flash cuando permita reducir el tamaño de imágenes, usar técnias de caché avanzadas, etc.

(parte de este post ha sido tomado literalmente de Microsiervos)

Valora este artículo
(0 votos)
Comentar